"Un cazador", vecino de Burgos, ha sido condenado a siete meses de prisión por intentar matar a su perra, de nombre 'Vida', a la que disparó con una escopeta de perdigones y a la que dejó abandonada cuando acabó la temporada de caza. Los hechos se remontan a febrero de 2015 cuando la empresa encargada del Servicio de Recogida de Animales de la Diputación de Valladolid recogió a una perra que había sido hallada sola en la localidad de Castroverde de Cerrato.

Noticias

Noticias

Noticias